DeTeatro. PROCESOS. Paso 17. De los ensayos maratonianos y de lo que allí se vive y se siente.

Viernes 29 de abril. Madrid. 10.10 h.

Llego al bar justo al lado de la escuela. Voy a tomar el segundo café del día. He dejado el coche tres calles más abajo, zona azul  ( bendito tú entre todos los colores)   Voy cargado: una mochila grande (dentro vestuario, zapatillas, toalla, un peine y una camiseta de repuesto, una botella de agua, y algo de fruta) en la mano una bolsa de plástico (con alguno de los objetos de utilería que faltaban por comprar) en la otra mano, el móvil… últimos mensajes antes de empezar el ensayo. Rápido vistazo a G-mail para comprobar el correo de entrada (nada, he mandado “Dossier” a varias salas y de momento no tenemos respuesta…pero ese es otro tema… llegará, prometo) xavier_miserachs_cabecera.pngEntro en el bar, con tanta carga no puedo evitar que todos los clientes miren de golpe a la puerta,  el efecto elefante en cacharrería no puede evitarse, empujo la puerta pero la bolsa de plástico se interpone y casi me hace tropezar, al tiempo la mochila se resbala de la espalda y en ese momento el móvil vibra advirtiendo la llegada de un mensaje. Para colmo hay que “empujar” la puerta y no “tirar” … quien inventó estos dos conceptos creo que lo hizo justo al revés…sí, siempre es justo al revés. Bien, no hay opción, se mira un poco hacia abajo y se deja pasar los segundos que parecen horas hasta que dejas de ser el centro de atención. Lo importante es no perder el objetivo y el objetivo se llama: café largo, por favor, con leche templada. Gracias.

10.12 h.

Justo cuando la puerta está a punto de darme en una rodilla oigo una voz cercana y conocida “Hola, buenos días” alzo la mirada que trataba de ocultar el pequeño momento vergonzante y me encuentro con la sonrisa, siempre sonriente, de Clara… uff… sin quedar hemos quedado en el bar. Un café antes del encierro-ensayo -hemos pensado los dos- ella además, en compañía, buena compañía. Yo dejando mochila a un lado, bolsa a otro, y buscando un tono que sea lo más normal posible para responder al saludo. “Hola, qué sorpresa” y en mente el objetivo: café largo, por favor, con leche templada. Gracias. Clara  invita al café.

10.31 h.

Entramos en la escuela. Vamos directamente a la sala de ensayo. Al aula de teatro. Al aula grande. Abrimos la puerta negra y… sigo sin acostumbrarme a tan gran espacio. Empiezo a reconocerlo cada vez más… pero me sigue pareciendo enorme, eso si, ya no es frío…empieza a respirar sensaciones. El veneno del teatro se está apoderando de cada pared, de cada rincón…

Dejo la bolsa, la mochila, el móvil… en marcha:   Antes de nada pasar al  camerino y subir al escenario la escenografía, lo hacemos los dos, actor y directora en rol matutino de tramoyistas, nada nuevo, no se caerán anillos (el mío siempre lo dejo en el mismo lugar en la sala, junto a la cartera y el reloj) Clara lleva los suyos… pero ni se mueven: hoy directora, mañana técnico de sonido, y un minuto antes cargando la furgoneta con el decorado… eso es también teatro. Sin duda.

 10.47 h.

Empezamos el ensayo. Trabajamos despacio, buscando en cada palabra el eco de la misma, su forma de llegar al espectador, el recorrido desde la boca hasta el proscenio y desde allí al patio de butacas…y de lo que se pierde en el camino, y de lo que20160429_104759.jpg queremos que se vaya enriqueciendo en ese mismo camino… al mismo tiempo probamos luces, buscamos atmósferas… Clara dibuja espacios subiendo conmigo, luego se pierde en la sala buscando perspectiva, casi no la veo, pero siempre siento que estamos juntos. Que trabajamos juntos. Que estamos creando juntos… Ponemos en común lo que vivimos y lo que hemos vivido.

(Foto: Clara Cosials dirigiendo MARC, de Isabel Díaz)

13.53 h.

Pequeño descanso. Comemos algo. Clara me ofrece chocolate. ¡Uhm…chocolate!

14.15 h.wp-1462122925541.jpeg

Pasamos la obra entera… E N T E R A … E  N  T  E  R  A… disfrutando de cada una de las palabras. Y de las notas del piano. Y de las luces. Y del tiempo que ha hecho que la mañana vuele. Como niño con zapatos nuevos.

15.40 h.

Todo vuelve a su sitio… hasta el próximo ensayo. Nos miramos satisfechos. Hablamos apresuradamente.. tenemos que salir de la sala y quedan cosas por decir. Sí, hay que poner fechas… estamos preparados para hablar de fechas !!

15.52 h.

Mierda…me han puesto una multa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s