DeTeatro. PROCESOS. Paso 15. Que habla de nuevos espacios para seguir jugando y de lo difícil de jugar en un nuevo espacio.

Adiós al local de ensayos en la Calle Tres Cruces. Adiós a salir de ensayar y encontrarse con el bullicio (maravilloso para un urbanita como yo)  de la Gran Vía. Adiós a salir corriendo para ir corriendo a otro lugar para seguir trabajando…aunque Marc siga ahí, encaramado a mi espalda para recordarme que no es tan sencillo abandonarle, es más, es él  quien decide hasta cuando se queda ¡faltaría más! no consiente eso de buscarle para sentirle en el ensayo y después, cuando terminamos de ensayar, dejarle en un rincón sin más…de eso nada, ¡hombre por favor!. Y por eso, cuando salgo de ensayar sigue ahí, conmigo, haciéndose notar, pesando, pesando mucho, y cobrándose en puro cansancio el esfuerzo del encuentro…

Pero no quiero distraerme del motivo principal de esta nueva entrada. Decía que nos hemos despedido del lugar donde empezamos los ensayos de MARC. Ahora, y hasta su estreno, ensayaremos en la nueva ESCUELA METRÓPOLIS. Un espacio nuevo con todo lo que conlleva un nuevo espacio… Metrópolis se ha mudado… pero no ha dejado la ilusión, ni los sueños, ni los deseos… de todo esto estaba lleno el antiguo local y de todo esto se cargó el camión de la mudanza. Eso sí, el nuevo espacio es tan grande que necesita el doble de lo mudado… es ahora cuando tenemos que volver a llenar el lugar de ganas,wp-1460064441951.jpeg de ilusión, de arte, de cine, de teatro, de sueños, de creatividad…

Y es ahora cuando tenemos, de nuevo, que crear un nuevo lugar para MARC… hacer que se sienta tan cómodo como empezaba a estarlo en aquél  sótano (suena ya lejano) de aquella bocacalle de Gran Vía… Volvemos a jugar al escondite… y yo… vuelvo a “ligarla” y mientras cuento hasta 20 vuelven las ganas de buscarle…!!

En el ensayo de ayer estaba perezoso, me obligaba a arrastrarme por el escenario con una carencia propia de los primeros ensayos y no del tiempo ya trabajado. Me miraba de soslayo, ocupado más en descubrir dónde narices le habíamos llevado y, sobre todo, qué narices queríamos que hiciera allí… en ese lugar al que le falta un poco de calor en sus nuevas y recién pintadas paredes… Éstas paredes no sudan sueños -me dijo e un aparte- ya -respondí- estamos en ello. De eso se encargarán los alumnos con sus sueños y Clara con su hacer. Me miró con desaire y como diciendo: pues a mí también tendrás que traerme de nuevo a este lugar, y hoy, actorcito, no será. Y no fue. Ayer no quiso asomarse…

wp-1460046537846.jpeg

Y eso que el nuevo espacio es maravilla. Y que a ganas de quererlo no nos gana nadie. Y que ha sido esperado, buscado y encontrado con cuidado exquisito. Y que ya empieza a ser un poquito más nuestro.

( Foto: Nueva sala de teatro en la nueva sede de Metrópolis)

Pero  Marc… nació  caprichoso.

Espero que se le pase el enfado… le estaremos esperando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s